El Viejo Camino Olvidado. Norte de Burgos
El Viejo Camino Olvidado. Norte de Burgos 

La Historia Medieval. Rastros en el Territorio

Cómo es que una vía de peregrinación que fué la única posibilidad de alcanzar Santiago por tierra resulta.. Olvidada?. ¿Será que nunca existió?. La historiadora M. Carmen Arribas nos revela la evolución histórica del Camino por el norte de Burgos.

 

Caminos viejos de Santiago en el Norte de Burgos

 

Existen caminos antiguos y calzadas romanas que son los caminos utilizados no solo para el peregrinaje a Santiago, su función principal era el comercio. La zona norte de las Merindades está atravesada por varios caminos, alguno de los cuales era calzada romana.

La calzada principal documentada por miliarios tenía su origen en el actual Castro Urdiales, puerto que enlazaba con las rutas marítimas del centro y norte de Europa y las Islas Británicas y continuaba por Montija hacía Salinas de Rosío y Losa. Esta calzada romana esta documentada por Isaac Moreno Gallo en una investigación sobre calzadas romanas patrocinada por la Junta de Castilla y León y cuenta con un hito documentado arqueológicamente en Paradores (Valle de Mena).

A la altura de Bercedo este camino antiguo y romano se desdoblaba, uno de los ramales se adentraba hacia el oeste atravesando Espinosa de los Monteros y las merindades de Sotoscueva y Valdeporres, continuaba hacia Soncillo y la llanura de la Virga (actual pantano de Arija). Este camino antiguo coincide con el camino que atraviesa los escenarios de las Guerras Cántabras que tuvieron lugar entre los años 26 y 16 a.C.

 

La tumba de Santiago se descubre-inventa en el primer tercio del siglo IX (836), en el reinado del rey Alfonso II (791-842). En los primeros años de su reinado fue destronado y tuvo que refugiarse junto a los parientes de su madre (Munia). Munia era, muy probablemente, de la zona de Ayala-Orduña. Por tanto, Alfonso II se refugia, antes del año 800, en la zona cercana a la Merindades.

Alfonso II es el rey que organiza y cristianiza las Merindades utilizando eremitas y monasterios. Este mismos rey tenía relaciones con Carlomagno, hay constancia de al menos tres embajadas, son lo que podemos afirmar que sus relaciones con el mundo franco y la política de Carlomagno sobre el cristianismo tuvieron mucho que ver con el impulso que Alfonso II de un primer trazado del Camino de Santiago en el siglo IX, procedente de la costa cántabra se adentraría hacia el interior, siguiendo el paso de calzadas romanas por Mena-Espinosa-Sotoscueva.

Este camino Mena-Espinosa-Sotoscueva fomentará, a la vez, las relaciones con el mundo franco; de ahí la proliferación de iglesias parroquiales de ese corredor dedicadas a San Martín, santo francés por antonomasia, especialmente en el valle de Mena y en las Merindades de Montija y Sotoscueva: Gijano, Ribota, Bárcenas de Campillo, Bustillo de Viérgol, Villanueva, Agüera, Villasorda, Barcenillas de Cerezo, La Parte; a San Cristóbal, –advocación relacionada con los viajeros– en Nava, Noceco; y al mismo Santiago en Quisicedo, camino en el que prosperarán, más tarde, hospitales.

Los monasterios que se crean en el reinado de Alfonso II son Taranco, Burceña, San Pedro del Romeral, Santa María de Pas, Herrán, Tovillas (Valdegovía). En esos mismos documentos se citan Campillo , Ordejón, Leciñana, Sotoscueva, Cornejo, Fresno de Losa, Villalambrús. Crea el obispado de Valpuesta para estructurar las Merindades.

En su reinado se producen 11 razzias musulmanas contra Álava y los Castillos, llegando una de ellas hasta Sotoscueva, prueba del interés de los cordobeses por destruir el incipiente reinado, su estructuración política entre las que podemos incluir el impulso del camino de Santiago como elemento de aculturación en un septentrión eminentemente precristiano hasta ese siglo.

 

En el reinado de Orduño II (850-866) continúan apareciendo en la documentación monasterios en las Merindades: San Martín de Erfús en Agüera en la Merindad de Montija (identificado hasta ahora como Area Patriniani por algunos autores), San Mamés en el Alfoz de Santa Gadea, San Martín de Campo Redondo (actual parroquia de Torme) y San Román del Cuerno (actual Pico Nava) en el Valle de Valdebezana.

Burgos se funda en el año 884, lo que indica que el corredor de la Bureba que enlazaba con Burgos y Palencia no era seguro entonces.

Entre los siglos IX y XI las Merindades llegan a tener un enorme número de poblaciones, monasterios y eremitorios

 

El reinado de Urraca (1109-1126) y parte del de su hijo Alfonso VII será una época de guerra con el segundo marido de Urraca: Alfonso I de Aragón. Entre 1126 y 1134 Castilla está dividida, las Merindades están en manos de Alfonso de Aragón, junto con Pancorbo y la Bureba, razón que explica la falta de seguridad en el camino de la calzada romana que atravesaba la Bureba camino de Burgos.

En 1122 se consagra la iglesia de Santa Olalla (Espinosa de los Monteros) por intercesión de Gonzalo, presbítero que había sido peregrino. Encontramos a Gonzalo en la documentación del monasterio de Oña desde 1110, ya establecido en Santa Olalla como cura del lugar, recibiendo donaciones. Podemos afirmar que las Merindades están en manos de Alfonso I de Aragón en el momento de la consagración y al menos hasta 1129 en que firma documentos en Ribota cerca de San Zadornil, mientras que Urraca y su hijo Alfonso VII dominaban en Burgos.

En el reinado de Alfonso VIII (1157-1214) Castilla está en guerra con Navarra, precisamente en la zona de continuación de la calzada de la Bureba hasta el este. Da fueros a Castro Urdiales y a Laredo (Cantabria) y Medina y Frías (Merindades) para impulsar el comercio y las relaciones con las Islas Británicas y Aquitania (está casado con una hija del rey de Inglaterra y Leonor de Aquitania). Además incorpora Guipúzcoa a Castilla. Castro Urdiales, Laredo y Guipúzcoa se convertirán en un importante foco de entrada de mercancías y peregrinos a Castilla.

 

Alfonso VIII impulsa el establecimiento de la Orden de San Juan de Jerusalén en las Merindades para defensa de los mismos caminos que comunicación los lugares a los que ha dotado de fuero. No cabe duda que los fueros impulsaban el comercio y el peregrinaje como un elemento principal y determinante del desarrollo económico en la Edad Media, y aún en la actualidad.

Los caminos desde Castro Urdiales y Laredo pasaban obligatoriamente por las Merindades. Como consecuencia en los siglos XI y XIII se amplía el número de caminos que atravesarán Medina, Trespaderne, Valdivielso y Los Altos buscando unos la Bureba y otros Burgos directamente. Medina se convertirá en un autentico puerto seco del comercio dentro de Castilla. Por la misma razón el peregrinaje comenzará a utilizar estas nuevas vías que comunican ahora ya con la Bureba, camino de Burgos.

La orden de San Juan de Jerusalén dispondrá varios hospitales junto a los caminos:

• Hospital (yacimiento altomedieval) en la Magdalena (Puerto de la Magdalena, Ahedo de las Pueblas)

• Hospital (yacimiento altomedieval) en la Magdalena (Barrio de Bricia, Alfoz de Bricia)

• Hospital (1248) en Argomedo (Valle de Valdebezana)

• Hospital (1305) en Vallejo (Valle de Mena)

 

 

• Hospital (1350) en El Rebollar (Merindad de Sotoscueva)

• Hospital (yacimiento, 1696) en la Magdalena (Cadagua-Castrobarto, Valles de Mena y Losa)

• Hospital (1484) en Bisjueces (Merindad de Castilla Vieja)

• Hospital (1554) en Revilla de Pienza (Merindad de Montija)

• Hospital en la Magdalena en El Almiñé (Merindad de Valdivielso)

• Villamediana de San Román (Valle de Valdebezana)

 

La guerra civil (1360-1369) entre Pedro I y su hermanastro el futuro Enrique II durará varios años. Navarra y Aragón apoyarán a Enrique. La guerra y las luchas de bandos se desarrollarán en la Bureba, muy cerca de las Merindades, que estaban en zona segura, pero en manos de Enrique. Burgos estaba en manos de Pedro I y llegó a quemar las posesiones de los Velasco en Briviesca. Consecuencia de todo ello será la inseguridad del camino conocido hoy como francés, lo que impulsaría de nuevo el uso de los viejos caminos del Norte de Burgos.

Las ventas y alberguerías son indicio, de nuevo, del crecimiento económico y, muy especialmente, del importante tránsito de comerciantes y, por supuesto, de peregrinos por los caminos del Norte de Burgos. Los monasterios de Oña y de Rioseco tendrán en ventas y alberguerías un sistema de ingresos económicos.

Oña administrará, durante la Edad Media varias alberguerías:

• La Alberguería de San Julián (1131) en Puente Arenas (Merindad de Valdivielso)

• La Alberguería del Cuerno (1200) en la actual Villalta (Los Altos)

• La Alberguería de Cornudilla (1206)

• La Alberguería en Oña (1248)

• La Venta de Oña (1320), en el desfiladero de la Horadada, fundada sobre el lugar yermo de Barcina.

 

El monasterio de Rioseco tenía, también, varias ventas en los caminos:

• Venta en Cernégula (1180)

• Venta de Adentro en Bisjueces (Merindad de Castilla Vieja)

• Venta de Afuera en Incinillas (Merindad de Castilla Vieja)

 

Otros hospitales

• Hospital (1219) de Santa María de Vadillo (Frías)

• Clarisas de Medina (1313)

• Clarisas de Nofuentes (1430)

• Hospital de Puente Arenas (1523), del monasterio de Oña

 

María del Carmen Arribas Magro

Madrid, 27 de octubre de 2016

dunt ut labore et dolore magna aliquyam.

 

 

Contacto

Correo electrónico:

caminoviejosantiagoburgos @ gmail . com
También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

Proximas salidas

El fin de semana del 5 y 6 de Noviembre 2016 estamos en las VIII Jornadas Micológicas de Valdeporres. Os esperamos para recoger, identificar y... degustar los hongos de los peregrinos. El domingo a las 13.00 en el Albergue (Antigua Estación), tenemos la exposición y degustación.

 

caminoviejosantiagoburgos.es en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© caminoviejosantiagoburgos.es